PUEBLO DE ANCESTROS ARRIEROS Y ARTESANOS DEL CANASTO CAFETERO

Procedentes de la tierra paisa, entran por lo que hoy se conoce como “calle del empedrado”, y a lomo de mula, empresarios, arrieros y aventureros, que siguiendo el camino del Libertador Simón Bolívar, levantan alrededor del antiguo paraje de “nudilleros”, lugar por el que una vez cruzó el prócer, la ciudad que fundan con el nombre de FILANDIA el 20 de Agosto de 1878.

Filandia, La Colina Iluminada del Quindío  

Ciudadeje.com

 

 Procedentes de la tierra paisa, entran por lo que hoy se conoce como “calle del empedrado”, y a lomo de mula, empresarios, arrieros y aventureros, que siguiendo el camino del Libertador Simón Bolívar, levantan alrededor del antiguo paraje de “nudilleros”, lugar por el que una vez cruzó el prócer, la ciudad que fundan con el nombre de FILANDIA el 20 de Agosto de 1878.

Filandia es un municipio Quindíano ubicado al norte del departamento, en su extensión de 109 Km2 alberga aproximadamente 13.533 habitantes, en un clima promedio de 18 grados centígrados. Este hermoso municipio, denominado “La colina iluminada del Quindío”, se encuentra a 26 kilómetros de Armenía y lo conforman 24 veredas.

Para llegar a Filandia se deja la carretera principal que comunica a Pereira y Armenía, y en el sector de  cruces se desvía por una carretera que deja ver los mejores paisajes del Quindío.Su nombre significa Hija de los Andes pues proviene de la acepción formada del latín y del inglés: “Filia”, hija, y “Landia”, Andes.  En la arquitectura de Filandia encontramos el testimonio presente más representativo de la época de la colonización antioqueña, en sus casas, casas de dos pisos que guardan arriba sus familias y abajo los negocios, hechas de materiales simples como el bahareque, la guadua y tejas de barro, eso sí, de puertas, balcones y ventanas de maderas cuidadosamente escogidas y labradas.  La tipología arquitectónica del municipio, es la prolongación de la cultura paisa y el homenaje a la unidad que tuvieron hasta su separación los departamentos de Caldas, Quindío y Risaralda, pues uno de los rasgos homogéneos que poseen, está en el estilo de sus edificaciones, aunque en pocas ciudades se ha conservado tanto como en Filandia.

 En el conjunto armonioso del municipio se encuentran importantes estructuras que ya son patrimonio arquitectónico del departamento y del país  Su arquitectura tradicional, es entre otros, uno de los atractivos más importantes que hacen de Filandia un destino turístico importante de la región, aprovechando su buena fama de ser el pueblo más lindo del Quindío.

La belleza arquitectónica de Filandia se complementa con la buena conservación de su plaza principal, donde abundan las flores y los árboles nativos. Filandia posee una ubicación geográfica privilegiada en lo alto de una colina que permite sea vista desde diferentes lugares, lo que ha dado origen a su denominación Colina iluminada del Quindío. También desde el municipio, en determinados lugares, se puede divisar entre poblados, caseríos y municipios, 35 puntos, que corresponden al Valle, Risaralda, Caldas y Quindío. Su altitud, de 1.917 metros sobre el nivel del mar, es de hecho, otro de los atractivos que hacen de Filandia un destino ideal, ya que ofrece los más hermosos paisajes,  convirtiendo al municipio en el mejor mirador del Quindío, dando pie para que sus dirigentes vean estas ventajas como el futuro del desarrollo económico de la localidad. Desde su fundación Filandia ha sobresalido por tener un amplio desarrollo en la industria de fibras vegetales como el fique o cabuya aunque es más tradicional la cestería con bejuco.

 La elaboración del canasto recolector es una tradición que nació en el municipio a principios del siglo XX. Especialistas en la elaboración del canasto de bejuco chusco ofrecen sus productos en las calles y en las puertas de sus casas, es una herencia de sus ancestros que no quieren dejar morir, y por el contrario la transmiten de generación en generación.Este municipio es el primer productor de canastos cogedores de café, es el arte por el que está zona ha sido llamada también “Cuna del canasto cafetero”. Los canasteros de Filandia - Quindío,  son hombres humildes que con laboriosidad y entrega; han hecho de su oficio una tradición de siglos y que por siglos seguirá haciendo famoso a su bello pueblo... Filandia no solo es el primer productor de canasto en Colombia, también es un municipio de artesanos que fabrican toda clase de utensilios con una habilidad y originalidad extraordinarias...

Muchas familias se ganan el sustento diario con la fabricación de diminutas o grandes piezas artesanales. Sus obras son elaboradas con materiales que la naturaleza  provee,  como la guasca o calceta de plátano, ya conocida a nivel internacional, porque con este material forran empaques metálicos en los que se exporta café a diferentes lugares del mundo.   También utilizan el tripa e perro o tripillo, otra clase de bejuco, pero mas delgado. Este se utiliza para la elaboración de sombreros, canastos decorativos, revisteros, y otros tipos de adornos. Las artesanías filandeñas, son la cara amable de una región que por siglos ha hecho de sus tradiciones, el mejor ejemplo de vida .     

 Filandia es sede de dos de las más grandes y atractivas reservas naturales de la región: el bosque Bremen  que es un patrimonio ambiental por su reserva forestal,  y el Bosque Barbas, el quinto en mayor biodiversidad de todo el mundo. Aquí esta el hogar de una de las últimas manadas de monos aulladores rojos que queda en América latina, la reserva de Barbas está conformada por más de 300 hectáreas en su mayoría de bosque nativo. Barbas es un bosque primario lleno de paz y alegría,  muy atractivo para el público  pero que requiere de un manejo especial para su conservación. No puede ser un destino turístico, debido a su fragilidad, pero si es de gran utilidad para la investigación y educación ambiental.

 

 

 El Bosque de Barbas es un verdadero tesoro natural para los colombianos y un orgullo para quienes con esfuerzo y dedicación han defendido por todos los medios su preservación.

Fotos: Gobernación del Quindio