Sombreros de Aguadas cazaron a los tiburones de Sony.

sombreros

Cinco empresarios invirtieron en el proyecto. Generan 10 empleos directos y trabajan con 125 artesanos de Aguadas. Ganadores.

Desde hace dos meses Palmato, empresa de Aguadas que comercializa sombreros de Colombia, logró que desde el programa Negociando con Tiburones, del canal de televisión Sony,
invirtieran en la empresa.

La propuesta inicial desde Aguadas fue de $90 millones por el 10% de la empresa, pero los cinco tiburones se lanzaron a pescar el negocio caldense y ofrecieron en conjunto $120
millones por el 30% de la compañía. La pregunta de los empresarios: "¿Aceptan?", los aguadeños, sin titubear, respondieron: "Sí, de una, de una".

Además, cada tiburón puso a disposición de Palmato la red de contactos con la que cuenta, entregó ayuda en tecnología, inversión en marketing y mentoría.

Carlos Mario Muñoz Arias, fundador de Palmato, comentó que las ventas se han cuadruplicado desde que se inició la asesoría.

Esta empresa se inició en el 2007 como comercializadores de sombreros de Aguadas. Ahora, además de venderlos, también proveen la fibra a 125 artesanas para fabricarlos. Esta
fibra está mejorada e hidratada, no contiene químicos, lo que hace que sus sombreros sean habanos y no blancos.

Transformación

Con las 125 artesanas mantienen un contacto permanente y de aprendizaje. Conocen cuáles son las nuevas tendencias en tejidos para saber cómo aplicarlos a los sombreros de
Aguadas. Además viajan a ferias artesanales y de capacitación.

Según Carlos Mario, las artesanas también reciben un 60% más del valor que cuando vendían los sombreros por su cuenta. "Vendemos a un mejor precio y con un valor agregado, por
eso le podemos pagar mejor a las artesanas", Dijo Muñoz Arias.

Los tiburones resaltaron el modelo de negocio y la visión de los empresarios, quienes piensan en vender los sombreros en otros países y subtitular en diferentes idiomas los
videos que muestran el proceso del sombrero aguadeño. También contemplan crear una aplicación que use la realidad aumentada para que los clientes se prueben los sombreros.

Ellos se definen como una industria creativa. "Usamos la tecnología para comercializar sombreros", dijo Carlos Mario, porque difunden la cadena de valor a través de videos,
redes sociales y gráficos.

En su cuenta de Facebook tienen cerca de 20 mil seguidores. Allí mencionan que tejer un sombrero es una dedicación que ocupa horas, días y semanas de pasión.

"Cuando la artista del sombrero termina de tejer nos lleva su obra al taller. Allí nuestra familia toma con la mayor delicadeza ese sombrero, lo horma en una máquina prensadora
y luego le da la forma típica del sombrero aguadeño", se lee en su perfil, que además sirve como canal para ventas, en el que realizan el 70% de estas.

Cambio

Los empresarios de Palmato aseguran que la transformación de la empresa llegó cuando empezaron a buscar otras formas de educación. Se iniciaron con cursos de ventas en la Cámara
de Comercio, de exportación con Procolombia, cursos online y buscaron estrategias de crecimiento.

De ahí nació la idea de comercializar, aparte de los sombreros de Aguadas, los sombreros de Colombia.

"Si nos quedamos con los sombreros de Aguadas el mercado será pequeño, por eso ahora pensamos en otros sombreros representativos de las regiones del país", dijo el miembro de
Palmato.

Para los empresarios de Aguadas los dos primeros años serán de consolidación y de cambio de mentalidad. También estudian cómo realizar el proceso de internacionalización de la
marca.

"Palmato genera riqueza para los empresarios, pero también para los artesanos aguadeños. Nosotros les garantizamos a las tejedoras un salario digno y que puedan vender sus
productos", puntualizó Muñoz.

Llegaron a Shark Tank

Palmato quedó en segundo lugar en el premio nacional a la Innovación, lo que les permitió conocer a un contacto en Sony, quien conocía a Carlos Mario, pues trabajó 14 años en
televisión. El contacto de Sony le propuso presentar la idea de Palmato ante los Shark Tank. Carlos asegura que los tiburones decidieron invertir en Palmato porque demostraron
que era un negocio rentable y se sustentó en cifras.

La práctica de esta labor ha disminuido con el paso del tiempo. Actualmente, hay 500 artesanas en Aguadas dedicadas a la misma, mientras que en 1950 había 7 mil.

Sobre el programa

Shark Tank Colombia: Negociando con Tiburones es una adaptación de reality “Dragons’ Den”, creado por Nippon TV en Japón. Este formato, distribuido por Sony Pictures Television,
ha sido adaptado en cerca de 30 países.

Los “tiburones” encargados de evaluar los proyectos de los emprendedores participantes en Shark Tank Colombia está compuesto por los empresarios: Mauricio Hoyos Holguín,
Alexander Torrenegra, Frank Kanayet, Juliana Barreto y Ricardo Leyva Gutiérrez.


TOMADO DE: www.lapatria.com