Los murales del artista francés 'C215' en Armenia

mural

El artista Christian Guémy o 'C215' es un referente mundial en el arte urbano.

mural

Los muros sin color y abandonados que hay en la capital quindiana inspiraron al artista francés Christian Guémy conocido en el mundo como 'C215', a pintar diez murales en la ciudad

Llegó hace varios días por invitación de la Alianza Francesa y después de dejar su sello en Armenia, Salento y Cali, ofreció ayer una conferencia en la Universidad del Quindío como cierre del I festival de arte urbano en la ciudad.

El artista seleccionó varias plantillas que traía diseñadas desde Francia y que plasmaban la cultura popular colombiana que conocía a través de periódicos, televisión e internet. “Me inspiro en la fe religiosa, la cultura alternativa, mi hija y la gente que vive en la calle”, contó.

Sus piezas son llenas de color y utiliza una técnica de esténcil combinada con trazos artísticos que han logrado la admiración de muchos. De hecho tiene 400 mil seguidores en redes sociales.

Según el director de la Alianza Francesa, “C215 es un referente mundial en este arte urbano, como es muy famoso la gente de Bogotá y Medellín estaba como aterrada que estuviera en Armenia, y saber que hay 10 obras aquí puede hacer que muchos vengan a conocerlas”.

Guémy señaló que “hay un gran potencial de renovación con los artistas de la ciudad y eso también podría ser un atractivo turístico, por ejemplo en Cali existe el tour del arte urbano, llegamos y nos contactaron”.

En un muro de la carrera 13, en el centro de la ciudad, en la Universidad del Quindío, en el parque Sucre y otros sitios quedaron las obras de C215, quien se emocionó cuando los transeúntes admiraron su trabajo. “Cuando hizo una virgen por el colegio Bethlemitas, una pareja de ancianos se quedaron viendo el muro y estaban muy felices, y normalmente estas personas nunca miran el arte urbano, pero una virgen llama mucho la atención”, contó Ebri.

Además de su hija Nina, C215 también retrata personas sin hogar, refugiados, niños y ancianos. Su trabajo se puede ver en ciudades como Barcelona, Ámsterdam, Londres, Roma, París, Nueva Delhi, Sao Paulo, Atenas, Milán, Viena, Jerusalén y ahora en Armenia.

La premisa del artista francés es que todas las imágenes deben ser "entendibles y accesibles". A sus obras no les pone títulos ni nombres, solo una figura geométrica que usa para identificarse y así es reconocido en muchos países.

Se hace llamar 'C215', y aunque le gusta que le pregunten la razón de ese seudónimo nunca explica por qué se distingue con una letra y tres números. "Pienso que pudo llamarse H44 o cualquier otra letra y números, siempre que le preguntan da una respuesta distinta", comentó el director de la Alianza, que traduce las respuestas del artista, quien finalmente dice que “le gusta guardar el misterio de C215”.

"El arte debe ser un lenguaje universal, aunque todos lo ven de diferente manera, siempre hay un poco de ironía en mis imágenes", explicó el artista parisino.

Finalmente, Guémy aseguró que regresará a Armenia y traerá nuevos retratos que podrá pintar tras haber recorrido las calles de la ciudad.

“Quisiera pintar a Simón Bolívar, Gabriel García Márquez, pero también personajes como 'el pibe' Valderrama o Andrés Escobar, y seguir con la religión y hacer esos puentes entre el arte y la realidad”.

 

 

TOMADO DE: www.eltiempo.com