cuyabrito

El grupo Ópalos, del Valle, fue el ganador del premio mayor y de la categoría instrumental.

 

Sus integrantes son Luis Fernando Saavedra, de 15 años, en la primera bandola; Laura Escobar, de 14 años, en la segunda bandola; Nicole Caicedo, de 15 años, en el tiple y Diego Paredes, de 15 años, en la guitarra.

Este cuarteto instrumental se creó a partir de las prácticas de los grupos de cámara en la escuela de música dirigida por la fundación Canto por la Vida.

Se conformó hace un año y medio y en este tiempo sus integrantes han logrado superar las dificultades gracias al compromiso y dedicación.

En la versión número 14 del concurso interpretaron las canciones Omaira (guabina) y Siempre te recuerdo (pasillo), del compositor Gentil Montaña.

Este domingo en la final interpretaron Evocación (gavota) del compositor Álvaro Romero.

En las categorías Vocal A y B, las ganadoras fueron niñas de Risaralda y Antioquia.

En la primera modalidad, que era para niños entre los ocho y once años, Mayra Sofía Henao Castrillón, de nueve años, fue elegida como la mejor.

Su educación artística la inició en 2012 y actualmente recibe clases de técnica vocal y de piano.

En las semifinales del Cuyabrito de Oro interpretó Identidad (bambuco) de Armando Lennis y María de Madrugada (bambuco) de María Isabel Saavedra. En la final cantó Una casa llamada país (bambuco) de María Isabel Saavedra.

La modalidad Vocal B, niños entre doce y catorce años, fue ganada por Sofía Zuluaga Velásquez, de Antioquia.

Esta niña de 14 años inició sus estudios musicales a los cinco años de edad. Ahora recibe clases de piano, tiple, guitarra, bandola y técnica vocal personalizada.

En las semifinales cantó los bambucos Caminantes y La voz del viento y en la final de este festival cantó Gabriela (vals) de Francisco Herrera.

Los niños Natalia Alvarado Vera, de 11 años, y Heider Santiago Jaimes Masías, de 12 años, fueron los ganadores de danza.

Desde Santander vinieron para bailar en la final la canción Al son de Rajaleño, pero se ganaron la admiración del público desde las semifinales, cuando bailaron El conejito enamorado y El Pañolón.

Juntos han participado de varios concursos regionales y nacionales, de los cuales han ganado varios.

Canturreando ocupó el primer puesto de la obra inédita 2015.

Su autora y compositora es María Olga Piñeros, el rito es merengue carranguero y lo interpretó María Lucía Vivas.

 

 

TOMADO DE:  WWW.LACRONICADELQUINDIO.COM