Pueblos de Encanto en el Quindio. Filandia

filandia

 

Un destino de cuya visita no puede prescindir el viajero interesado en conocer el devenir de la región cafetera

Las reservas naturales Bremen y Barbas enmarcan los últimos 7 kilómetros que hay para llegar a Filandia, un destino de cuya visita no puede prescindir el viajero interesado en conocer el devenir de la región cafetera, pues sus calles son muestra permanente de la dinámica cotidiana que involucra una variada muestra de cosas y personajes: el arriero, el hospedero del hotel, el dueño del bar, el joven estudiante, el peregrino fiel que acude a la misa del mediodía y, por supuesto, el carro jeep lleno de alimentos, pasajeros o enseres.
Como uno de sus atractivos turísticos, al municipio se le conoce como la colina iluminada del Quindío debido a que se localiza sobre una meseta estratégica para avizorar el paisaje quindiano y la riqueza natural en medio de la cual están sus calles.

 

Esta población, al norte del departamento, además de su interés arquitectónico y paisajístico, es de gran relevancia por el acervo cultural plasmado en sus celebraciones populares; entre ellas, las Fiestas del Canasto, en la que se exalta la labor de los artesanos dedicados a la cestería, oficio de gran reconocimiento en el ámbito regional.

 

 

TOMADO DE: www.vivequindio.com