Ciclomontañismo, un recorrido por los caminos invisibles de nuestros valles y montañas.

ciclomonta

Experiencias que puede disfrutar en el Paisaje Cultural Cafetero Colombiano.

El Paisaje Cultural Cafetero Colombiano -PCCC, ofrece a los sentidos de quienes lo visitan un coctel único de sensaciones ante la cantidad de experien-cias que puede disfrutar
quienes se adentran por los más íntimos rincones de su geografía compues-to no solo por valles y montañas bordadas con los más variados cultivos, sino también por las diferen-
tes formas en que puede ser recorrido o vivido.

En carros, por muy cómodas autopistas, o por vías secundarias, que aunque no estén en muy bue-nas condiciones, son fácil presa para los tradiciona-les jeeps que hacen parte de
la cultura cafetera. En moto, en parapente, en tirolina, trekking, o torren-tismo, senderismo, e incluso en globo aeroestático como se vive en el Quindío, se encuentra algunas
de las mejores maneras de penetrar a las entrañas de este pequeño paraíso que simboliza el PCCC.

Pero, queremos en esta nota referirnos al ciclo-montañismo, una manera muy especial de abrazar y acariciar esta hermosa dama en que se convierte nuestro terruño para quienes la
recorren desde sus más preciados y limpios accesorios como lo son sus Parques Nacionales Naturales, como el de los Neva-dos en la cordillera Central o el Tatamá en la vertien-te
occidental. O de zonas inmaculadas como lo son sus Santuarios de flora y fauna, y reservas naturales de gran valor como los Valles de Cocora en Salento y el de la Samaria en
Salamina, Barbas Bremen en el Quindio y el Cerro el Inglés en el Cairo -Valle.

En verdaderos acróbatas se convierten los ciclomontañistas que recorren los caminos invi-sibles del PCCC, cada vez más visibles por obra y gracia de su pasión por estos surcos
que en otro tiempo fueron solo caminos de herradura y que hoy son escenario del paso de cientos de jinetes que lo cabalgan pero en “caballitos de acero” en busca de emociones
que dejan profundas huellas en su alma y en su memoria.


TOMADO DE: www.destinocafe.com