Inicio de la colonización en Manizales

En EL siglo XIX el país estaba dividido en cuatro regiones aisladas entre sí : la región de oriente compuesta por Cundinamarca, Boyacá y Santander; el Cauca que incluía al Chocó y se extendía hasta Marmato; Antioquia, que se extendía por el sur hasta el rio Chinchiná y la región de la Costa Atlántica. Cada una de estas zonas se comportaba como un país sin relación con las otras regiones y separadas por el río Magdalena y por las cordilleras.

En EL siglo XIX el país estaba dividido en cuatro regiones aisladas entre sí : la región de oriente compuesta por Cundinamarca, Boyacá y Santander; el Cauca que incluía al Chocó y se extendía hasta Marmato; Antioquia, que se extendía por el sur hasta el rio Chinchiná y la región de la Costa Atlántica. Cada una de estas zonas se comportaba como un país sin relación con las otras regiones y separadas por el río Magdalena y por las cordilleras.

Este aislamiento era grave ya que los núcleos urbanos estaban muy separados entre sí, las vías de comunicación se reducían a los espantosos caminos de herradura, los campesinos y artesanos no podían vender sus mercancías por los altos costos del transporte, y la navegación a vapor por el río Magdalena se utilizaba para exportar o importar mercancías; por lo tanto no había un mercado nacional. Pero este panorama era particularmente complicado en el Estado de Antioquia.

A finales del siglo XVIII se vivía una situación difícil en diferentes puntos de Antioquia por la concentración de la tierra, por la baja productividad agrícola, especialmente en las tierras altas, densamente pobladas y donde los recursos económicos se empleaban en el comercio; esto fue un obstáculo para el desarrollo económico y social de la región y la población que no pudo conseguir empleo debía dedicarse al mazamorreo o lavado de arenas en ríos en quebradas y ríos buscando el oro para poder subsistir.

Ante este panorama miles de personas emigraron, iniciando así el proceso de colonización en tierras del Estado o abandonadas.

En el desorden, la crisis y la miseria producidas por las guerras de independencia se aceleró la colonización, aumentó el número de familias que se incorporaron a esta aventura y fundaron las poblaciones de Aguadas, Salamina, Pacora y Neira.

Las avanzadas colonizadoras salían de diferentes pueblos de Antioquia especialmente de Rionegro, Marinilla, El Retiro, San Vicente, La Ceja, Abejorral y Sonson, y sufrían numerosas penalidades. Debían cruzar caudalosos ríos sin puentes, entre ellos el Arma, el Chamberí, La Honda y el Tapias. La espesura de la selva impedía la penetración de los rayos del sol, por lo cual el suelo permanecía húmedo, formando inmensos pantanos camuflados por la hojarasca llamados coloquialmente "tiembla tiembla", que se convertían en trampas mortales.

Además los colonos se encontraban con tigrillos, osos, serpientes, zancudos y mosquitos y avispas llamadas quita calzón que producían pánico y con diferentes tipos de hormigas, enytre ellas las que hacían rondas para aprovisionarse de comida.

Los colonos se movían por las riveras de ríos y quebradas y por el lomo de lasa montañas para orientarse y estudiar el paisaje; el terreno a colonizar debía poseer los siguientes elementos fundamentales: agua, madera especialmente agua, árboles frutales y una rica fauna de animales comestibles.

Pero además se procuraba que el sitio seleccionado tuviese buen clima, prefiriendo las tierras templadas o frías en lugar de las cálidas.

Como se puede deducir la aventura colonizadora era una empresa difícil, razón por la cual se ponía en boca del colono el siguiente texto: "A un lado serpientes, alacranes, avispas, tarántulas, cienpies, hormigas rondadoras, trasgos y fantasma, diablos y demonios que aquí va un hombre con hambre".

El más importante explorador de las tierras del sur fue Fermín López, nacido en Rionegro, el cual después de estar presente en la fundación de Salamina emigró con su familia hacia el sur aproximadamente hacia 1837, y se estableció en la región de Sancancio, donde después se iría a fundar Manizales; aquí organizó viviendas, cultivó roza y sementera; pero con el ánimo de salir de la concesión Aránzazu cruzó el río Chinchiná y llegó a Cartago, señalando de ese modo una ruta de colonización hacia Risaralda y el Valle del Cauca.

El papel desempeñado por Fermín López reviste gran importancia, porque tras sus huellas, caminaron otras personas que viniendo desde diferentes puntos de Antioquia. De este modo Antioquia buscó salida al aislamiento y a la crisis por medio de la colonización.

 

Tomado de: Manizales a las puertas del siglo XXI -Síntesis Histórica-

Autores: Albeiro Valencia Llano y Fabio Arias Gómez